TRATAMIENTOS

ESPECIALIDADES




CADENAS MUSCULARES (GDS)

Es un método global de fisioterapia basado en el análisis postural del paciente para buscar desequilibrios de las diferentes cadenas musculares que componen el aparato locomotor.
El término “cadenas musculares” hace referencia a que los músculos no trabajan de forma aislada sino que lo hacen de forma coordinada e interconectada para propagar las fuerzas que estructuran nuestro cuerpo.
El tratamiento de cadenas musculares incluye numerosas técnicas manuales como estiramiento, fricción, pinzados, energía muscular, manipulación articular, etc. Con ello se consigue:
– Liberar zonas de tensión.
– Mejorar la función muscular y articular.
– Mejorar la estática.


DRENAJE LINFÁTICO

La circulación linfática es el circuito que sigue la linfa para limpiar las sustancias de deshecho atrapadas en los tejidos.  Tiene una función importante para el sistema inmunológico pues depura y combate agentes patógenos y neutraliza sus daños. Cuando el sistema linfático no es capaz de depurar, provoca un estancamiento que se conoce como edema o retención de líquidos. Por tanto, el drenaje linfático es una forma de masaje realizado con movimientos lentos, rítmicos, armónicos y en una dirección determinada favoreciendo así el movimiento de la linfa y su circulación. Está indicado durante el embarazo, para varices, celulitis, piernas cansadas o hinchazón, hematomas, etc. El tratamiento se puede completar con presoterapia, vendajes multicapas, ejercicios y profilaxis para el edema.




OSTEOPATÍA

La osteopatía es un método de tratamiento manual que busca recuperar el equilibrio corporal. Se fundamenta en que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y trabajan conjuntamente por lo que el trastorno de un sistema, afectaría a los demás. Principalmente, la osteopatía trata disfunciones de hipermovilidad o hipomovilidad localizadas en la columna cervical, articulaciones, sistema muscular, sistema nervioso, vísceras y cráneo y utiliza como herramientas las manipulaciones vertebrales, técnicas de energía muscular, movilización y liberación miofascial.

El tratamiento depende de la evaluación corporal, tipo de lesión y paciente, pues ningún tratamiento es igual a otro. Existen tres modalidades:
-Estructural: dirigido principalmente a patologías musculoesqueléticas como lumbalgias, cervicalgias, esguinces, omalgia, tendinitis, etc., aliviando el dolor y restaurando las funciones de los tejidos.
-Visceral: normaliza los trastornos de movilidad de órganos, eliminando la adherencia y relajación de espasmos.
-Craneal: incide en la movilidad de los huesos del cráneo. Se utiliza principalmente en esguinces cervicales postraumáticos, cefaleas, sinusitis, vértigos, etc.


REEDUCACIÓN DEL SUELO PÉLVICO

Disciplina terapéutica que permite prevenir, evaluar y tratar disfunciones del suelo pélvico y de la esfera sexual (incontinencia, prolapsos, estreñimiento terminal, dolor perineal, vaginismo, disfunciones sexuales,…) en mujeres, hombres y niños utilizando distintas técnicas (bolas chinas, gimnasia hipopresiva, biofeedback, electroestimulación, técnicas miofasciales…). También incluye la preparación durante el embarazo y la recuperación postparto.




TERAPIA CRANEOMANDIBULAR (ATM)

La disfunción cráneo mandibular es una alteración biomecánica del segmento constituido por mandíbula (ATM) -responsable de la masticación-, columna cervical y cráneo, estructuras estrechamente ligadas por la musculatura. La causa más común de esta disfunción es el bruxismo, patología que consiste en apretar los dientes de forma involuntaria, y que afecta a un importante porcentaje de la población.  Entre las causas están:
– Defectuosa oclusión dental.
– Disminución de la amplitud de movimiento articular.
– Stress.
– Pérdidas de piezas dentales.
– Traumatismos.
Los síntomas principalmente son: cefaleas, acuíferos, limitación de apertura al masticar y dolor, chasquidos articulares, mareos, dolor retroocular, dificultad para deglutir, dolor cervical, sensación de taponamiento en los oídos, etc.
El tratamiento consiste en la utilización de numerosas técnicas para conseguir normalizar el segmento, recuperar la movilidad, disminuir el dolor, normalizar el tono muscular alterado, flexibilizar la cápsula articular y equilibrar la función muscular.


MASAJE

El masaje conlleva técnicas manuales de distinta intensidad que se aplican a los pacientes con el fin de obtener efectos analgésicos, sedantes o estimulantes. El masaje induce al paciente a un estado de bienestar produciendo un reequilibrio energético y psicológico.  Influye sobre los distintos sistemas: muscular, nervioso, vascular, órganos internos y ejerce, además, una acción reguladora sobre las funciones vegetativas del organismo: circulación, digestión y respiración. Dependiendo de las necesidades de cada persona, utilizamos distintos tipos de masaje: sueco, terapéutico, deportivo, drenaje linfático, masaje infantil, etc.




ACUPUNTURA

La acupuntura es una práctica de la medicina tradicional china que trata de restaurar la salud y el bienestar del paciente mediante la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo. El tratamiento persigue la estimulación de ciertos puntos del cuerpo humano a través de la penetración en la piel de unas agujas muy finas. Esta técnica terapéutica da resultados muy positivos y favorables en muchos pacientes, especialmente en aquellos que sufren jaquecas, dolores musculares, afecciones estomacales, bronquitis, asma, esguinces o torceduras. Su tratamiento es sencillo y, al contrario de lo que muchos puedan pensar, de ningún modo doloroso. El acupuntor inserta las agujas en puntos exactos situados en canales de energía (meridianos), dependiendo del órgano o sistema afectado, y no siempre con la misma profundidad, ya que esto depende del tipo de patología.